El libro nº 22, “A contrapelo”, de Javier Goñi, a la venta a partir del 18 de marzo

El escritor y crítico literario, Javier Goñi, confiesa ser «un barojiano de vocación tardía», pues en la biblioteca de su padre, donde se hizo lector y empezó a amar los libros, no había nada de Baroja. A explicar esta anomalía dedica buena parte de su trabajo, suponiendo que el gusto inquisitorial de ciertos mamotretos jesuíticos por señalar qué había que leer y qué no, a la luz del dogma y de la moral, algo tuvo que ver. Desde que lo descubrió, la obra de don Pío siempre ha estado presente en su vida de lector, tal como se ve en este libro, por donde aparecen, además, personajes como Hemingway, Castillo-Puche, Pérez Ferrero, Delibes, Marino Gómez-Santos y, desde luego, la familia Baroja, Los Baroja.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar